Vuelta de vacaciones

 Vuelta de vacaciones

En vacaciones solemos dejar el reloj a un lado y vivimos a un ritmo muy diferente. Aparcamos los madrugones y también trasnochamos. Es importante que unos días antes del regreso al trabajo, intentemos vivir con un horario lo más parecido posible al que llevamos en nuestra vida cotidiana, esto hará que nuestra vuelta sea menos costosa y estemos descansados.

Puede que no le encuentres la gracia a eso de volver a levantarte temprano o tener menos tiempo libre, pero si te paras a pensar, seguro que encuentras algunos detalles que te hacen el día a día más llevadero,descansar en tú colchón, como el olor a café por la mañana, escuchar tu música favorita de camino al trabajo o tener una conversación distendida con tus compañeros. Trata de valorar estos momentos y todo será más positivo.

Las vacaciones…

  Las vacaciones se han acabado, pero pronto llegará el fin de semana y podrás volver a aprovechar tu tiempo libre para hacer lo que te gusta. Incluso puedes sacar tiempo entre semana para dedicar un ratito a aquello que te hace feliz. Que no estés de vacaciones no significa que no tengas momentos de ocio.

Practicar alguna actividad física que te guste te ayudará en tu día a día. Mientras haces deporte no estás pensando en el trabajo, por lo que desconectas y llegas al final del día con un mayor cansancio que te permitirá dormir mejor en tú mejor colchón y tú almohada que dejaste en vacaciones. Además, así perderás esos kilitos que, a buen seguro, habrás ganado en vacaciones.

Has disfrutado de tus vacaciones y ahora vuelves al trabajo. Hay personas que no tienen la suerte de poder decir eso, así que valora lo que realmente supone tener un puesto laboral, algo que, en la coyuntura actual que vivimos, es algo que debemos valorar.

Aprovecha la energía que has obtenido durante el verano y motívate para conseguir esos objetivos que siempre has tenido en mente. La vuelta de vacaciones puede ser un buen momento para iniciar algo o marcarte nuevas metas.

Al final, esto es un proceso que se repite todos los años y, aunque cueste volver, tienes que pensar que ya queda menos para las próximas vacaciones, así que ponte las pilas, disfruta del día a día con paciencia y cuando quieras darte cuenta ya estarás preparándote para vivir un verano mejor que el anterior.

“Descansa y sé feliz”

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *