Las Almohadas…

Unas almohadas adecuadas sirven para recoger e inmovilizar las zonas con tensión, aliviando los dolores y nos proporciona un buen apoyo para descansar mejor.

De la elección del modelo, depende en gran medida su calidad del sueño, el aprovechamiento del descanso y la prevención  de dolencias o el tratamiento de ellas.

La almohada es un producto muy personal, y en gran parte es responsable de nuestro descanso diario. Por ello , a la hora  e elegir una almohada adecuada debemos tenr en cuenta una serie de aspectos:

  • Fijese en los materiales de relleno.
  • La postura  que adopta usted a la hora  de dormir.
  • Una almohada debe asegurarse que las vértebras cervicales y dorsales formen el mismo ángulo que cuando estamos de pie.
  • Dormir sin almohada puede provocar hipertensión y la aparición de contracturas cervicales.
  • Dormir boca arriba con un almohada demasiado gruesa o sin almohada facilita la aparición  de contracturas.

Mostrando todos los resultados 3